FANDOM


Don Vito era el gran jefe de la Mafia en Castellammare del Golfo, Trapani. Era un antiguo socio de Giuseppe Messina y fue asesinado por Salvatore Marchese antes de que este pusiera rumbo a Nueva York para unirse a las filas de Vincent Morello, antiguo socio y rival de Don Vito.

Inicios Editar

Don Vito nació en Castellammare del Golfo, Trapani, en 1870 bajo el nombre de Vito Ferrara. Se crió en el seno de una familia de pescadores, y no acudió a la escuela, pues el objetivo de su padre era que se iniciara cuanto antes en el negocio familiar. Pero ello no significaba que no fuese un tipo culto, pues contrajo matrimonio con una maestra que le enseñó a leer y escribir.

De joven se unió a los terratenientes que luchaban contra el movimiento socialista, encabezado por Nicola Badalamenti, el presidente de la Fasci Siciliana en Castellammare. En 1905, Don Vito participó en su asesinato, pero el cadáver no apareció hasta dos años más tarde en el fondo de un acantilado con sus extremidades encadenadas y un agujero de bala en la cabeza. Esto obligó a Don Vito a poner tierra de por medio y huir a Estados Unidos.

Don Vito en Nueva York Editar

Don Vito se instaló junto a su herma en Manhattan, donde vivió los dos años y medios que pasó en la Ciudad de Nueva York. Se unió a la red de falsificación que Giuseppe Messina había formado junto a Joe DeStefano, Michael Furnari y Giacomo Rizzuto.

Una mañana apareció el cadáver de Daniele Riggio, un hombre que había participado en el negocio de la falsificación contra su voluntad. El cuerpo apareció dentro de un barril, con la garganta cortada de oreja a oreja y la cabeza casi separada del cuerpo, descansando entre las rodillas. Tenía 18 heridas de arma blanca en el cuello, y su cuerpo había sido empujado por la fuerza dentro del barril. Fue acusado de asesinato por el detective Giouse Bonanno, lo que le obligó a regresar a Castellammare del Golfo.

A su regreso a Sicilia, Don Vito se convirtió en capo elettore del alcalde de Trapani, y ejerció influencia en varios cosche de diferentes comunas de la ciudad.

Marchese y el asesinato del detective Bonanno Editar

Salvatore Marchese era un joven de Castellammare del Golfo que se coló en sus tierras junto a varios amigos y comenzaron a destrozar la plantación de sandías de Don Vito. Cuando Tommaso Galfano apareció con una lupara montado a caballo, todos los muchachos huyeron. Todos menos Salvatore. Galfano lo llevó ante Don Vito, y comenzó a trabajar para él. Pronto se convirtió en su mano derecha.

En 1909, el detective Giouse Bonanno viajó a Palermo en una misión de 'alto secreto'. Una ley federal aprobada recientemente permitía al gobierno estadounidense deportar a cualquier extranjero que hubiese sido declarado culpable de algún delito en otro país. Bonanno viajó con una inmensa lista conformada por conocidos criminales sicilianos que habían establecido su residencia en Estados Unidos. Su intención no era otra que conseguir evidencias de sus pasados criminales para echarlos del país de una vez por todas. Entre la multitud de nombres que reunía la lista se encontraba el de Giuseppe Messina, su antiguo socio en Norteamérica y con quien estableció una red de tráfico de heroína traída directamente desde Turquía y con fábricas en Sicilia y Marsella una vez se instaló nuevamente en Castellammare. La historia se hizo pública por culpa de Theodore A. Bingham, el Comisionado de Policía de Nueva York, que contó lo del viaje de Bonanno a un periodista del New York Herald, que no dudó en publicarlo mientras el detective se encontraba en alta mar camino de Sicilia. El buque que lo trasportaba llegó a Palermo con un día de retraso debido a las adversas condiciones que presentaba el océano durante el viaje. En el puerto, dos tipos esperaban su llegada mientras un gran despliegue policial vigilaba la zona. En principio, de no haber visto la luz la noticia de su viaje a Palermo, la seguridad sería mínima, principalmente para no llamar la atención de aquellos que querían acabar con la vida de Bonanno. Mientras descansaba en su hotel, alguien tocó la puerta de su habitación e introdujo por debajo de la puerta una nota de alguien que se identificaba como un informante que lo citaba en la Piazza Marina de Palermo para ofrecerle información. La noche posterior a la llegada de Bonanno a Palermo, Don Vito asistía a una cena en la casa de un oficial del gobierno italiano, un tipo que parecía tenerle el mayor de los respetos al Don. Asistió acompañado de Salvatore Marchese y Tommaso Galfano, que se disculparon para ausentarse de la cena y fueron trasladados por una carroza conducida por uno de los sirvientes del anfitrión a la Piazza Marina. Un tranvía pasaba por los alrededores de la plaza y los vehículos tenían limitado el acceso hasta el Giardini Garibaldi, un pequeño jardín con una fuente y una estatua ecuestre de Giuseppe Garibaldi. Bonanno se quedó contemplando la estatua, pues le hizo recordar a su difunto padre, que había muerto en combate junto al líder de la Unificación Italiana. Marchese y Galfano se sentaron en la cerca que rodeaba el parque, como si esperaran al tranvía. Cuando vieron a Bonanno fueron sin miramientos hacia él y lo asesinaron a balazos. Los asesinos regresaron a la cena junto a Don Vito. Este fue arrestado cuatro días más tarde, pero su amigo político le proporcionó una cuartada, que realmente era cierta. El cuerpo del detective fue devuelto a Estados Unidos y centenas de miles de personas se alinearon en las calles en su honor.

El Imperio castellammarese Editar

En 1915, cuando el Reino de Italia se unió al frente de los aliados en la Gran Guerra, Don Vito era el líder indiscutible de la Mafia en Castellammare del Golfo. Llegó a un acuerdo con la Comisión del Ejército para venderles animales. Los robaba o los compraba a bajo precio a sus dueños y los vendía por el triple. No obstante, demasiados caballos y mulas morían de enfermedades o a causa de la vejez antes de llegar al frente, por lo que el ejército abrió una investigación contra él. Fue condenado a veinte años en primera instancia por fraude, corrupción y asesinato, pero fue absuelto gracias a sus poderosos contactos.

Tras la Gran Guerra, la lucha de los campesinos sin tierra se vio intensificada. Los campesinos sicilianos que regresaron del frente se encontraron con una situación económica desastrosa. Durante su servicio militar, sus campos habían estado abandonados y cubiertos de malezas. La suma pobreza les llevaba a vivir en un estado de total inanición e insalubridad. Los únicos que se habían beneficiado de esta situación fueron los terratenientes y sus arrendatarios, como era el caso de Don Vito. La tensión social comenzó a aumentar; no sólo en Castellammare, sino en toda Sicilia y el país, dando lugar al Bienio Rosso.

En 1920, los socialistas ganaron las elecciones en Castellammare del Golfo. La victoria fue absoluta, logrando todos los escaños en el consejo municipal. El año siguiente, con las elecciones parlamentarias, Don Vito había tomado nota y aprendido la lección. Los candidatos socialistas no pudieron hacer campaña, ni siquiera ir a las urnas debido a la fuerte intimidación que sufrían por Don Vito y sus hombres. El Partido Socialista dejó el consejo municipal e incluso tuvo que cerrar la sección local, lo que llevó a la comuna a ser puesta bajo el control de un comisionado hasta las elecciones, que tendrían lugar el próximo año. Entonces, Don Vito consiguió una holgada victoria al frente de la lista del Partido Liberal Demócrata, de la cual tres quintas partes de los miembros eran hombres de su organización.

En 1922 acudió a una cena con el líder del Partido Nacional Fascista, Benito Mussolini, en Milán, y apoyó la Marcha sobre Roma, que marcó el final del sistema parlamentario y el principio del régimen fascista.

En 1925, el rey Vittorio Emanuele III visitó Castellammare. Don Vito aprovechó la visita del monarca y lo trató con un solemne respeto, lo que propició que fuese galardonado con la prestigiosa Cruz de los Caballeros de la Corona de Italia. Tras el acto, el rey fue golpeado y trasladado hasta la iglesia ortodoxa del pueblo. Con habilidad se consiguió apartarlo de su séquito sin que este se percatase. En la iglesia, se le acercó, casi a empujones, a la pila bautismal. Sin poder reaccionar, el rey se encontró con una criatura en sus brazos. Era el hijo de Don Vito y el rey se convertiría en su padrino.

Caída y muerte Editar

En 1926, Benito Mussolini visitó Castellammare del Golfo. Lo hizo escoltado por un grupo de doce carabinieri, lo que Don Vito interpretó como una grave falta de respeto hacia su persona. El primer ministro había preparado un discurso que recitaría frente a los habitantes del pueblo, pero Don Vito hizo que sólo unas veinte personas asistieran al discurso. Un grupo formado por los tontos del pueblo, mendigos tullidos y cojos, limpiabotas y vendedores de lotería que habían sido minuciosamente seleccionados por Don Vito. Ese fue el público con el que se encontró Mussolini para su arenga. Mientras, a su lado en el balcón, Don Vito le tocaba la manga de la chaqueta mientras no podía evitar sonreír con sus fauces ennegrecidas. Don Vito estaba tan satisfecho de su venganza que no prestó atención alguna al discurso de Mussolini, ni siquiera se percató de cómo este apretaba y se afilaba su mandíbula, signo inequívoco del furor que le poseía. Las palabras que casi nadie escuchó aquella tarde en Castellammare fueron muy parecidas a las que Mussolini pronunció apenas semanas después en el Parlamento Fascista. Una clara y directa declaración de guerra contra el crimen organizado.

El encontronazo de Don Vito con Mussolini en su visita a Castellammare del Golfo fue el principal catalizador de la guerra que mantuvo este con el crimen organizado que dominaba los bajos fondos en el sur del país. Para acabar con el poder de hombres como Don Vito, nombró a Cesare Mori como prefecto de Trapani. Don Vito esbozó un plan para huir a Nueva York antes de ser encarcelado, pues había sido acusado de múltiples asesinatos, robo y extorsión. Pero antes de poder hacerlo, Salvatore Marchese le tendió una trampa. Citó a Don Vito en una finca, pero durante el trayecto fue asesinado junto al Tommaso Galfano, que iba al volante del vehículo, que fue bloqueado en el camino por un rebaño de cabras y acribillado por las balas de Marchese y sus hombres.

Tras el asesinato de Don Vito, Marchese huyó a Nueva York y se estableció en Williamsburg, Brooklyn, donde se unió a la banda de Vincent Morello. Desde su llegada se mostró como un tipo ambicioso, y convenció a Morello para acabar con Giuseppe Messina, antiguo socio de Don Vito, y que si se enteraba de que estaba en Nueva York daría por hecho que querría matarle. Morello consiguió una reunión con Giacomo Rizzuto, que traicionó a Messina diciéndole a Marchese que en la noche del 25 de diciembre, Messina había organizado una cena de navidad a la que acudirían criminales de todas partes de Estados Unidos. El ataque salió mal, Rizzuto acabó muerto y estalló la guerra entre Salvatore Marchese y Giuseppe Messina en Nueva York.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar