FANDOM


Giuseppe Messina era uno de los grandes jefes de la Ciudad de Nueva York, y el primer hombre para el que comienza a trabajar Charlie Licalzi, por medio de Tommy Varese y Henry Galfano.

Messina era un tipo gordo y de baja estatura, capaz de deglutir cantidades ingentes de pasta y amante de las tradiciones de la vieja Italia. Su aspecto era el vivo reflejo de la crueldad, pero a pesar de que sus formas no siempre eran las más adecuadas, era un tipo muy elegante. Solía vestir trajes de lino y seda de color negro, con una rosa roja en el bolsillo de la chaqueta y alfileres de diamantes. Frecuentemente portaba anillos, collares y otro tipo de joyas de gran valor.

Inicios Editar

Giuseppe Messina nació en Corleone, una pequeña comuna de Palermo, en 1886. Tras una infancia cargada de violencia en su localidad natal, llegó a Nueva York en 1903. Lo hizo huyendo de la justicia italiana, tras ser acusado de falsificación de joyas. Pese a huir a los Estados Unidos, el gobierno italiano llevó su caso ante los tribunales y fue declarado culpable, por lo que tuvo que cumplir la condena que le impusieron, lo que le impidió regresar a Italia.

Messina no era el típico inmigrante italiano de la época. Era un tipo con espíritu emprendedor, que supo ver en los Estados Unidos de América todo un abanico de posibilidades para llevar a cabo su sofisticado planeamiento criminal. Entres sus características destacaban la audacia e inteligencia, pero también era desconfiado, y mucho. Tras asentarse en la Gran Manzana, abrió el Restaurante Venezia, en el East Harlem. El restaurante era de comida sicilana e iba de perlas, pero para Messina no era más que una tapadera en cuya planta superior había instalado sus oficinas.

Messina tenía tres grandes socios en la Ciudad de Nueva York: Giacomo Rizzuto (East Harlem), Michael Furnari (Muelles de Brooklyn) y Joe DeStefano (Little Italy). Junto a ellos, se inició nuevamente en el negocio de la falsificación. Rápidamente montaron una importante red nacional de tráfico de billetes, con contactos en Seattle, Ciudad de Kansas y Nueva Orleans. La trama era bastante sofisticada. Emitían en torno a quinientos billetes diarios por valor de unos veinte mil dólares. El dinero ilegal era legitimado mediante otros negocios legales, como restaurantes, tiendas o burdeles que eran de su propiedad. Así, de la falsificación pasaron a los negocios inmobiliarios; de ahí, al juego y la prostitución; y de esto, al tráfico de narcóticos. Sin embargo, los problemas no tardarían en aparecer. Messina convenció a sus socios para que invirtieran en el negocio de la construcción, pero las incursiones en el ladrillo no funcionaron tan bien como él esperaba. Esto acarreó en un distanciamiento entre el grupo de socios, que comenzaron a montar sus negocios de forma independiente. Por ello, Messina decidió traerse directamente desde Luisiana al que acabaría convirtiéndose en su brazo ejecutor, Charles Tusa.

Uno de sus socios, Joe DeStefano, se había convertido en tal tras contraer matrimonio con su hermana menor, Salvatrice. DeStefano era un napolitano que tenía un gran poder en Little Italy, Manhattan. De él se decía que era un mujeriego. Mientras estaba casado con la hermana de Messina, pidió ayuda a este para deshacerse del cuerpo de un doctor al que había asesinado para involucrarse con su espora, una actriz de origen italiano. La traición de DeStefano a Salvatrice no sentó nada bien a Messina, que aun así ayudó a su socio a deshacerse del cadáver, pues era consciente de que una pelea no iba a hacer más que repercutir negativamente en el negocio.

Dos años más tarde, DeStefano abrió un restaurante y dos salas de juego en el East Harlem sin ni siquiera consultarle a Messina, que controlaba indiscutiblemente el territorio. Tras ello, Messina instó a Charles Tusa a infiltrarse en las filas de DeStefano. Su tarea consistió en hacer creer a DeStefano que Messina no le tenía consideración alguna. No obstante, DeStefano no creyó a Tusa y acabó con él por medio de sus hombres más sanguinarios, Freddie Russo y Cesare Capalongo.

Tras el asesinato de Charles Tusa, Messina ordenó a Henry Galfano y Tommy Varese acabar con DeStefano. Los muchachos participaron en una timba de póker junto a DeStefano y varios de sus hombres de confianza. En la sala también estaban Russo y Capalongo. Messina tenía en su nómina a Larry Bellino, uno de los hombres de DeStefano, que permitió que los muchachos entraran armados a la partida de cartas. Tommy sería el encargado de disparar contra DeStefano, mientras Henry lo identificaría sentándose en el asiento de enfrente. Bellino aguardaba en la entrada del hotel, mientras Charlie lo hacía en el vehículo, en la esquina más cercana a donde se encontraba Bellino. Tommy malinterpretó las señales de Henry, disparó y asesinó a otro hombre por error. Los muchachos huyeron de la sala por la ventana sin poder acabar con DeStefano, y Russo disparó contra Tommy hiriéndole en el brazo, por lo que los muchachos tuvieron que hacer una visita a Doc.

Después de que sus hombres no consiguieran acabar con DeStefano, Messina organizó una reunión con sus antiguos socios, Michael Furnari y Giacomo Rizzuto. Esta tuvo lugar en el Restaurante Santa Luzia, en Coney Island, propiedad de Anthony Galante, la mano derecha de Rizzuto. Este quiso participar en el asesinato de DeStefano y confirmó a Messina que aportaría las armas para llevar a cabo el golpe; mientras que Furnari se negó a hacerlo.

Henry Galfano alquiló un apartamento que estaba en la primera planta del edificio que estaba frente a las oficinas de DeStefano. Este tenía un juicio por el asesinato de un antiguo socio, Mike Salto, y regresaría a sus oficinas al mediodía. Cuando apareció lo hizo acompañado de Russo y Capalongo, además de un abogado y otro hombre de su confianza. Todos fueron avasallados por Charlie, Henry y Tommy.

"El hombre que podía esquivar las balas" Editar

En 1920 entró en vigor La Prohibición o Ley Seca. Giuseppe Messina era abstemio, tan sólo bebía algo de vino en contadas ocasiones especiales, pero eso no le impedía lucrarse con los beneficios que otorgaba el contrabando de alcohol. Por tanto, no desaprovechó la oportunidad de expandir su negocio con el contrabando de whisky procedente de Canadá.

Umberto Valenza, un tipo importante de Hell's Kitchen, Manhattan, había trabajado codo con codo con Joe DeStefano desde que este arribó a Nueva York. Consciente de lo ambicioso que era Valenza, Messina instó a Charlie, Henry y Tommy a hacer una ronda por los bares que suministraba este con el objetivo de que le compraran alcohol a ellos. Una de las tabernas era regentada por el viejo Angelo Pappalardo, que se negó a pagar alegando que debían hablar con Valenza. Entonces, Tommy no lo pensó y le propinó una paliza para convencerlo.

Messina esperaba la visita de Valenza en el 'Beaux Arts', su burdel de referencia, pero en el último momento decidió que su lugar en la reunión lo ocuparían Henry y Charlie, que le dijo que no debería desinteresarse por el territorio de Valenza. La ausencia de Messina en el encuentro no sentó nada bien a Valenza. Durante la reunión, los muchachos hicieron ver a Valenza que quien mandaba en su territorio era Messina. Consiguieron que Valenza aceptara pagar una comisión de la mitad de sus beneficios a Messina.

Giuseppe Messina salió de su apartamento en la Segunda Avenida cuando dos hombres armados abrieron fuego contra él y le hirieron en dos ocasiones. Messina respondió a los disparos de la misma forma. Se metió en una sombrerería y se quedo sin balas. Los pistoleros le disparaban desde fuera. Uno de ellos entró en la tienda de sombreros y apuntó a Messina a la cabeza. Pero entonces snó el claxon del coche. Era su camarada, que le llamaba para huir del lugar. Se marchó pensando que Messina estaba muerto. En el momento del tiroteo, una reunión de Ladies Garmet Industry Union acababa de terminar, y decenas de trabajadores se congregaron alrededor del lugar de los hechos. Pudieron contemplar como el tipo que había apuntado a Messina dentro de la sombrerería se subía al vehículo, que se perdía calle abajo. Messina sobrevivió al intento de asesinato a quemarropa y fue encontrado conmocionado por la policía en su casa. Estaba tumbado en su cama, aturdido y herido; le zumbaban los oídos a consecuencia de los disparos y su sombrero, el cual todavía llevaba en su cabeza, tenía dos agujeros de bala.

Fue ingresado en el hospital, donde recibió la visita de Charlie. Después del intento de asesinato contra su persona, Messina no deseaba una guerra. Pensó seriamente en concederle el territorio que reclamaba a Valenza, pero Charlie le convenció de que eso sería un gran error porque retirarse era de gallinas. Decidieron que debían llegar a un acuerdo beneficioso para ellos con Valenza.

Tras dos semanas en el hospital Messina ya estaba totalmente recuperado del golpe. Por medio de Henry, concretó una reunión con Valenza en un hotel del territorio de este. Messina acudió acompañado por Charlie, Henry y Tommy. Todo transcurrió sin problemas y Valenza se ofreció a concederle a Messina un par de calles de su territorio para que hiciese sus negocios sin necesidad de convertirse en enemigos. Pero ya lo eran. Cuando acabó la reunión y se disponía a abandonar el hotel junto a sus hombres, Messina se disculpó para ir al servicio. Los muchachos recogieron sus abrigos del guardarropas, en el que Giulia Biaggio, una de sus bailarinas, había sustituido a la chica que anteriormente había recogido las chaquetas. Giula les dio armas bajo las chaquetas y acabaron con Valenza y sus hombres.

Giuseppe Messina decidió que había llegado el momento de que Charlie ingresara en la Familia.

La Guerra Castellammarese Editar

Don Vito era el líder de la Mafia en Castellammare del Golfo, Sicilia, hasta que murió a manos de Salvatore Marchese, su antigua mano derecha, y sus hombres al ser emboscado por estos cuando se reunía a una granja a las afueras de la comuna para reunirse, precisamente, con Marchese. Este se vio obligado a abandonar el país si no quería que Benito Mussolini lo metiera entre rejas.

Una vez en Nueva York, Marchese se unió a la banda de Vincent Morello, cuyo imperio tenía su base en Williamsburg, Brooklyn. Morello era un tipo al que todos los jefes del país tenían gran estima y muchos de ellos habían trabajado bajo sus órdenes. Sin embargo, era muy desconfiado y su organización estaba formada únicamente por hombres oriundos de su Castellammare natal. Esto propició su enfrentamiento con Don Vito cuando este residió en Nueva York, ya que se había unido a la red de falsificación de Giuseppe Messina, un tipo de Corleone, Palermo, del que no lograba fiarse del todo. Marchese convenció a Morello para acabar con Messina. Marchese había conseguido una reunión con Giacomo Rizzuto, que estaba dispuesto a traicionar a Messina.

La noche del 25 de diciembre de 1926, Giuseppe Messina había organizado una cena de Navidad a la que acudirían grandes jefes de las Familias más importantes del país. Dio su discurso antes de comenzar la cena y fue ovacionado por los asistentes. Todo transcurría sin sobresaltos hasta que los hombres de Marchese atacaron el restaurante. Primero con una ronda de balas de fogueo para desconcertar a los asistentes; después con balas de verdad. Pero Charlie se había percatado de que las balas de la primera ráfaga eran de fogueo y consiguió evitar la masacre. La jugada le salió mal a Marchese, ya que tan sólo tres hombres de Messina resultaron heridos y ninguno de gravedad. Para aquel momento, Rizzuto ya había abandonado el restaurante.

El Restaurante Venezia había quedado destrozado y Messina trasladó su base de operaciones al 'Beaux Arts', un burdel de su propiedad. Allí recibió la visita de Anthony Galante, que le informó de la traición de Rizzuto. Messina sabía que Marchese fue quien asesinó a su antiguo socio, Don Vito, pero no había tenido constancia hasta el momento de que estaba en Nueva York. Messina ordenó el asesinato de Rizzuto a Charlie, Henry y Tommy.

Messina otorgó a Frank Cardinale el territorio de Rizzuto tras el asesinato de este. La decisión no sentó nada bien a Galante, que decidió aliarse con Marchese para acabar con Messina. Era de noche cuando Cardinale dejó el apartamento de su amante en Sheridan Avenue, el Bronx. Caminó calle abajo cuando fue emboscado por Giovanni Lanza, la mano derecha de Galante, que le disparó en la cabeza con una escopeta de dos cañones, causándole instantáneamente la muerte. Galante esperaba en el vehículo. Lanza dejó el arma debajo de un coche aparcado y escaparon. La policía no tardó demasiado tiempo en presenciarse en el lugar. Cuando encontraron su cuerpo portaba una pistola y ochocientos dólares en efectivo. Cuando Messina se enteró de que Cardinale estaba muerto, atribuyó su asesinato a Marchese y concedió el territorio a Galante, que ahora era socio de Marchese a espaldas de Messina.

El final de Messina Editar

Charlie, Henry y Tommy se habían iniciado independientemente en el mundo del contrabando de alcohol procedente de Canadá utilizando a chicos jóvenes que recogían el cargamento cuando los tipos encargados de transportarlo a lo largo del río Hudson se veían obligados a tirarlo por la borda por el acoso de los guardacostas. Para que el cargamento saliera a flote utilizaban sal. El método fascinaba a Giuseppe Messina, que se había enterado del negocio que habían montado a sus espaldas y mandó a varios de sus hombres a interceptar el cargamento de la próxima entrega. Los hombres de Messina, que simplemente exigía lo que según él le correspondía, acabaron con los contrabandistas que Charlie tenía contratados como falsos estibadores tras hacerse cargo de los muelles de Brooklyn después de que Charlie acabara con Michael Furnari, quien asesinó a su padre. Uno de ellos, Larry Bellino, sobrevivió al ataque y avisó de lo sucedido a los muchachos.

Charlie fue a ver Messina para llegar a un acuerdo. Pensaba ofrecerle un cinco por ciento de los beneficios del negocio y perdonaría el asesinato de sus hombres, pero Messina exigió el treinta por ciento si lo que quería era operar en su territorio. Charlie acepta y cuando se disponía a marcharse, Messina le advirtió de Tommy, del que nunca se fió de él por el simple hecho de que era napolitano y no siciliano. Cuando Charlie se marchó fue avasallado por hombres de Marchese, que le 'invitaron' a subir al coche en el que iban. Lo llevaron a una playa desierta de Coney Island, donde le propinaron una brutal paliza que le dejó el párpado izquierdo hundido de porvida y le hicieron una oferta que no podía rechazar. Charlie accedió a reunirse con Marchese, que le convenció de que había acabar con Messina y sus ideales anticuados. Charlie se puso en contacto con Anthony Galante para que le ayudase a matar a Messina.

Charlie concertó una reunión con Messina en el Restaurante Santa Luzia, propiedad de Galante. El motivo de la reunión era planear el asesinato de Marchese para hacerse así con sus raquetas en Brooklyn. Tras una suculenta cena, comenzaron una partida de cartas y Charlie se disculpó para ir al servicio. Mientras se lavaba las manos, Henry, Tommy y Bellino entraron en el restaurante y cosieron a balas a Messina antes de que a este le diera tiempo a reaccionar. Tras su asesinato, Charlie se hizo cargo de sus negocios y Marchese se proclamó Capo dei Capi, dando inicio a una nueva guerra.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar